Fernando Colón

“Nacido en Córdoba en 1488 y muerto en Sevilla en 1539, hijo del descubridor de América, Cristóbal Colón, ha sido el mejor bibliófilo que ha existido, no solo en el siglo XVI, sino hasta el día. Dedicó toda su vida a la adquisición de libros de todos los ramos del saber humano, para lo cual, a pesar de las dificultades en los medios de comunicación de aquella época, viajó por toda Europa en busca de los mismos, teniendo por costumbre poner al final de los libros su coste y dónde los había comprado. Con sus continuas búsquedas llegó a reunir en Sevilla una biblioteca de más de 20.000 volúmenes y, como perfecto bibliófilo, los leía, llegando a adquirir gran renombre de sabio y estudioso en las materias de Cosmografía, Geografía, Viajes e Historia Natural.

Fernando Colón tenía tal percepción de la importancia de su biblioteca, que quiso se conservara, y dispuso en su testamento el legado de 100.000 maravedises para el sostenimiento de la misma, y que si su sobrino no la quería conservar pasara a la Metropolitana de Sevilla. Este sobrino, D. Luis, la tuvo en su poder, sin hacer caso de ella, hasta 1552, que pasó a la catedral, donde ya empezaron a perderse libros; en 1577, cuando Felipe II hizo que le entregasen los manuscritos originales de San Isidoro -conservados en esta biblioteca- para publicarlos, los mandatarios aprovecharon esta oportunidad para llevarse muchos libros.

El abandono de esta biblioteca fue tal, que en el siglo XVIII la tenían a su cargo los barrenderos de la catedral, y en el XIX D. Rafael Tabares cuenta cómo los chiquillos jugaban con los libros y que estos estaban debajo de goteras, donde se pudrían a más y mejor; en París se compró en más de un millón de francos un lote de códices de esta biblioteca, que el vendedor había adquirido en Sevilla en 10 pesetas.

De esta biblioteca, que sería, si se conservase como la dejó Colón, la mejor del mundo, y la cual constaba, como he dicho, de 20.000 volúmenes, se custodian escasamente hoy en la catedral de Sevilla unos 4.000.

Fernando Colón quiso legar a la humanidad un tesoro, y dejó hasta los medios económicos para ello; no lo consiguió, pero él mismo ya lo sabía. Suyas son estas palabras: … Que a pesar de todas las precauciones posibles nadie puede impedir que se roben libros, aunque estén atados con cien cadenas. Y también decía: Es más difícil guardar libros que guardar doncellas, porque si estas son recatadas y honestas, al llevárselas chillan; pero el libro se lo llevan y no puede chillar.”

Francisco Vindel
Manual de conocimientos técnicos y culturales para profesionales del libro
Marcial Pons – Librero (edición facsímil no venal)

Son solo botones

Pero de todos los tamaños y colores. 

Silvia Nanclares plantea mil dudas sobre ser madre a los 40

Silvia Nanclares (Madrid,1975) es periodista, activista cultural y feminista, entre otras muchas cosas. Trabaja como guionista y locutora en el espacio radiofónico ‘Carne Cruda’. ‘Quién quiere ser madre’ (Alfaguara) es su primera novela, una historia autobiográfica que aborda el deseo de ser madre y la aventura de intentar serlo cuando ya estás en los cuarenta. ‘Apps’ que monitorizan la fertilidad, tratamientos hormonales, técnicas de inseminación artificial, grupos de terapia para sobrellevar la espera, epigenética, seminogramas, histerosalpingografías…, todo un mundo construido alrededor de la maternidad tardía que puede llegar a inspirar pavor.

Sigue leyendo en BUENSALVAJE / EL ASOMBRARIO & CO.

Atención, pregunta:

¿Cómo se suicidó el 11 de febrero de 1963 la poeta Sylvia Plath?

Respuesta: Metiendo la cabeza en el horno.

Feminismos Reunidos
Sangre Fucsiahttp://welcometoladyville.com/2012/07/11/lady-inspiration-sylvia-plath/

Decir no

No.

¿Un cuento de ficción? 

La Constitución Española de 1978.

Enciclopedias, directorios… 

…diccionarios, recopilaciones, anuarios, biografías, bibliografías, catálogos, cronologías, manuales, índices, tesauros, estadísticas, atlas, guías…

Los hombres me explican cosas: del ‘mansplaining’ al asesinato en nueve ensayos

Rebecca Solnit cuenta cómo en una fiesta a la que fue con una amiga hace unos años conoció a un hombre que empezó a hablarle de un libro que ella misma había escrito, sin tener en cuenta que ella era la autora, aunque lo sabía, y que quizá tenía muchas más cosas que decir sobre el tema que él, que ni siquiera se lo había leído. Después de la fiesta, la autora y su amiga se echaron unas risas y el incidente pasó a ser una anécdota que rememoraban de vez en cuando, hasta que Rebecca Solnit decidió escribir sobre el asunto con el objetivo de que otras mujeres pudieran reconocerse en la misma situación. A raíz de aquel pequeño ensayo, que tuvo un éxito brutal y que desde entonces no ha parado de compartirse por las redes, se acuñó el término “mansplaining”: cuando un hombre explica algo a una mujer de manera condescendiente, asumiendo que sabe más que ella del tema.

Dolor metálico

O sea, alergia.

June Fernández: “De las mujeres se espera que sonriamos para complacer”

June Fernández (Bilbao, 1984) es una buena salvaje. Una agitadora. Después de cumplir el sueño de su infancia, llegar a ser periodista y trabajar en El País, en 2010 cambió de ruta para crear, junto a Andrea Momoitio, la revista que es hoy uno de los referentes del feminismo: Pikara Magazine. Además de colaborar en distintos medios, ahora se lanza al periodismo narrativo: 10 ingobernables. Historias de transgresión y rebeldía (Libros del K.O), una recopilación de crónicas sobre personas que luchan por vivir con normalidad fuera de los modelos establecidos. Como la historia de Juanita en Nicaragua, a vueltas con su transexualidad. O como Nicole en El Salvador, que se niega a pasar por el quirófano para dejar de ser intersexual. O como las mujeres del colectivo Ramonak en Bilbao, que reclaman su derecho a estar gordas.

Sigue leyendo en BUENSALVAJE / EL ASOMBRARIO & CO.

Dinero

Yeap?   Puag?   Oh?   Bah!  …

Literatura gris

Eso existe, sí.

Confieso que he rezado

Aunque de eso hace ya mucho tiempo.

Bubisher: libros para los saharauis, granitos de arena de justicia

Biblioteca Bubisher de Smara

Antes de viajar a los campamentos de refugiados de Tinduf (Argelia), sabía de la situación del Sáhara Occidental, pero me faltaban datos para comprender un poco mejor lo que le había pasado al pueblo saharaui, así que me puse a investigar para recopilar información sobre el tema. Después de más de 40 años de conflicto, los medios de comunicación, interesados como están en dar noticias frescas, no le dan mucho espacio a un problema ya enquistado durante demasiado tiempo, aunque cualquiera que tenga un mínimo interés en saber quiénes son los saharauis y cuál es su historia, podrá satisfacer su curiosidad visitando las webs de la Delegación Saharaui para España  o de CEAS – Sáhara, donde encontrará cronologías, mapas, fotos y una animación de Aleix Saló que resume en cuatro minutos la injusticia cometida con este pueblo.

Sigue leyendo en EL ASOMBRARIO & CO.

Todo se me olvida

Algunas veces, hasta mi propio nombre.

Año Nuevo

Gloria Fuertes. https://pendientedemigracion.ucm.es/info/especulo/numero32/gfuertes.html

 

“A primeros de enero de un año cualquiera,

con amores y nombres ya seleccionados,

con los huesos maduros a mitad de mi vida

me PROMETO solemne no sufrir demasiado.

 

Si me pegan, que peguen,

si me aciertan, me han dado,

y si pierdo en la Rifa,

será porque he jugado.

 

Me fastidian las penas,

me da alergia el enfado,

con el ceño fruncido

parezco un feto raro.

Año nuevo viuda nueva

(¡Qué tópico más sano!)

Nueva luz ilumina

mi ascensor apagado

de subir a deshora

de estar comunicando,

de hacer la angustia en verso

de hacer el tonto en vano,

de sembrar mis insomnios

de tachuelas y clavos.

 

A mitad de mi vida

de par en par sonrisa y puerta abro,

-que no quiero acabar por los pasillos

con el corazón apolillado-.

 

PROMETO no volver

a ahogaros en mi llanto,

no volver a sufrir,

sin un motivo

muy justificado.”

 

Gloria Fuertes, Obras incompletas
Ediciones Cátedra

Yo

En hassanía, yo se dice ana. Yo decía: “yo soy Ana”, y aquel hombre del turbante se reía y me contestaba: “yo soy yo”. Y yo también me reía, porque bueno, sí, claro, definitivamente yo soy yo, eso es cierto. O eso creo, más o menos.

yo. https://tech.khodnevis.org/article/58376

Por culpa de la arena 

Tengo el pelo de cartón.

En mi próxima vida 

Seré escriba. 

Este ha sido el precio 

Cinco almendras americanas.

Concentración 

Buscando unos instantes de calma.

Pedro se volvió hacia él…

hombres. http://www.jorgebanet.com/es/category/soresp/linguistica-es/

“Así que usted… (suposición capciosa y sorprendente).

No. Yo no… (refutación indignada y sorprendida).

Pero no querrá usted hacerme creer que… (hipótesis inverosímil y hasta absurda).

No, pero yo… (reconocimiento consternado).

Usted sabe perfectamente… (lógica, lógica, lógica).

Yo no he… (simple negativa a todas luces insuficiente).

Tiene que reconocer usted que… (lógica).

Pero… (adversativa apenas si viable).

Quiero que usted comprenda… (cálidamente humano).

No.

De todos modos es inútil que usted… (afirmación de superioridad basada en la experiencia personal de muchos casos).

Pero… (apenas adversativa con escasa convicción).

Claro que si usted se empeña… (posibilidad de recurrencia a otras vías abandonando el camino de la inteligencia y la amistosa comprensión).

No, nada de eso… (negativa alarmada).

Así que estamos de acuerdo… (superación del apenas aparente obstáculo).

Bueno… (primer peligroso comienzo de reconocimiento).

Perfectamente. Entonces usted… (triunfal).

¿Yo?… (horror ante las deducciones imprevistas).

¡Ya me estoy cansando!”

Luis Martín-Santos, Tiempo de silencio
Editorial Seix Barral

¿Otra vez por aquí?

por aquí otra vez

Sí.

Las Sinsombrero: sin ellas, la historia no está completa

lyceum club femenino. http://www.pikaramagazine.com/2016/09/las-sinsombrero-sin-ellas-la-historia-no-esta-completa/

Conocemos de sobra la Generación del 27, un grupo de intelectuales y artistas que sobresalieron por la originalidad y la libertad con la que vivieron y concibieron sus obras. Brillaron durante la década de los 20 y durante la Segunda República, pero con el estallido de la Guerra Civil, la dictadura y el exilio, fueron silenciados. En este grupo había hombres: quién no conoce a Luis Buñuel, Federico García Lorca, Rafael Alberti o Pedro Salinas, entre otros. Pero también hubo mujeres valientes y rompedoras que compartieron tiempo y espacio con sus compañeros, que colaboraron con ellos, que destacaron en distintas disciplinas, y que se desvincularon del prototipo de mujer que imperaba en la época. En aquellos tiempos se esperaba que las damas respetables llevaran sombrero, pero en un gesto simbólico de emancipación y rebeldía, ellas se lo quitaron, de ahí les viene el nombre.

Sigue leyendo en PIKARA MAGAZINE

Las brujas de la noche

Las brujas de la noche. http://elasombrario.com/lyuba-vinogradova-conjura/

Las ‘brujas de la noche’ fueron un grupo de intrépidas mujeres que pilotaron aviones de bombardeo nocturno del Ejército Rojo durante la Segunda Guerra Mundial, sembrando el terror entre los soldados nazis. Ellos les dieron este apodo. Pero este libro no solo habla de ellas, sino también de las aviadoras que bombardeaban de día, de las pilotos de caza y de sus navegantes y mecánicas. Todas estas valientes conformaron los tres primeros escuadrones de combate aéreo exclusivamente femeninos de la historia. Un hecho excepcional sobre el que se conocía muy poco, hasta que Lyuba Vinogradova se ha propuesto investigarlo.

Sigue leyendo en BUENSALVAJE / EL ASOMBRARIO & CO.

Reciprocidad

“Hay catálogos de catálogos.

Hay poemas sobre poemas.

Hay obras sobre actores representadas por actores.

Cartas motivadas por cartas.

Palabras que sirven para explicar palabras.

Cerebros ocupados en estudiar el cerebro.

Hay tristezas contagiosas al igual que la risa.

Hay papeles que provienen de legajos de papeles.

Miradas vistas.

Casos declinados por caso.

Grandes ríos con gran participación de otros pequeños.

Bosques hasta sus bordes desbordados de bosque.

Máquinas destinadas a construir máquinas.

Sueños que de repente nos arrancan del sueño.

Salud necesaria para recuperar la salud.

Escaleras tan hacia abajo como hacia arriba.

Gafas para buscar gafas.

Inspiración y espiración de la respiración.

Y ojalá de vez en cuando

odio al odio.

Porque a fin de cuentas

lo que hay es ignorancia de la ignorancia

y manos ocupadas en lavarse las manos.”

 

Wyslawa Szymborska, Hasta aquí
Traducción de Abel Murcia y Gerardo Beltrán
Bartleby Editores

lavarse las manos. http://lenguayliteraturamonreal.blogspot.com.es/2012/04/como-lavarse-las-manos.html

El librero

El librero. http://www.nordicalibros.com/el-libreroEl señor Buggage y la señorita Tottle regentan una librería de viejo en Londres, aunque les importa bien poco lo que ocurre dentro del establecimiento atiborrado de mamotretos: atienden a la escasa clientela sin entusiasmo y no le prestan demasiada atención a las ventas. Prefieren pasar el tiempo en el cuarto de atrás, donde él lee los obituarios y el Who´s Who, la publicación de referencia para conocer las biografías de los personajes actuales más prominentes de la sociedad británica, y ella no para de abrir cartas, tramitar cheques y gestionar cuentas. ¿Cuál es el oscuro negocio que guardan en la trastienda este librero y su ayudante, gracias al cual pueden permitirse viajar a todo trapo a cualquier parte del globo terráqueo?

Sigue leyendo en CULTURAMAS

Tubos de escape 

Esas cosas infernales que meten ruido y van quemando piernas derechas.

Antes fue la buganvilla

Ahora es el flamboyán.

El volcán 

Negro, negro, negro y negro. 

Una libélula 

La he matado. Creía que era un mosquito grande y he reaccionado rápido, como debe procurar hacerse en estos casos. Antes de darme cuenta, ya estaba la huella de mi zapato impresa en la pared de la terraza, junto al amasijo espachurrado de alas, tripas y patas.

– Vaya cuerpo más largo tiene este bicho -he pensado.

Y al acercarme a inspeccionar el cadáver, he descubierto el fiasco.

Estoy desolada.

libélula. http://www3.gobiernodecanarias.org/medusa/wiki/index.php?title=Lib%C3%A9lula_emperador

Anochece

Entre las ramas de la arizónica se vislumbra la silueta de la paloma. Permanece quieta. Desde que la he descubierto, no se ha movido del nido. Ni de día, ni de noche.

Conferencia 

Mushin al-Ramli habla.

Una de sus frases me sacude:

“A veces sueño que una ola de sangre me persigue.”

rojo

 

Pues claro que sí 

Cariño.

Maruja Mallo

Maruja Mallo. http://www.elcorreogallego.es/gente-y-comunicacion/ecg/vida-colores/idEdicion-2008-08-11/idNoticia-331736/

Maruja Mallo. Mujer Maravilla.

canto de las espigas. maruja mallo. http://www.museoreinasofia.es/coleccion/obra/canto-espigas

Canto de las espigas, Maruja Mallo

“El documental Maruja Mallo. Mitad ángel, mitad marisco realiza un completo recorrido por la vida y obra de esta pintora intentando -a través de declaraciones de la propia artista, amigos y estudiosos de su obra- profundizar en su personal mundo interior y artístico, a la vez que va deteniéndose en cada una de las etapas artísticas por las que transitó a lo largo del siglo XX y que le llevaron desde la figuración hasta la abstracción.

Este documental muestra el recorrido vital y artístico de una mujer transgresora con las convenciones sociales de su tiempo, a la que se le ha negado hasta la fecha, un lugar en la historia de la pintura española.”

rtve.es – Imprescindibles

Lista de la compra

Heladoshelados. http://www.nes-trade.com/index.php/productos-2/helados/

Helados

Helados

Helados

Helados

Desesperación

rondador. http://www.boliviamall.com/en/master-crafters/rondador-de-18-tubes-ntildeanda-mantildeachi-p-12300.html-¿Es que no te importa nada? – pregunta la madre al hijo, llena de rabia.

-¡Bah!

Y el niño se pone a mirar al fondo del vagón en marcha, donde un músico callejero ha empezado a tocar la flauta andina.

Perro azul

Ya tengo ganas. Quiero viajar a esa isla y leer la botella con mis propios ojos: perro azul, frío perfecto. Y después beberme la cerveza helada.

perro azul, de George Rodrigue. https://www.liveauctioneers.com/item/13318909_george-rodrigue-american-b-1944-blue-dog-thi

Cuentos que acaban mal

Cuentos que acaban mal. https://elnadir.es/_cms/index.php?option=com_virtuemart&page=shop.product_details&flypage=flypage.tpl&product_id=39&Itemid=4&vmcchk=1&Itemid=4

Si alguien pregunta por escritores húngaros, ¿cuáles son los nombres que suenan? Sándor Márai (1900-1989), Agota Kristof (1935-2011) o Imre Kértész (1929-2016), Premio Nobel de Literatura 2002. Pero ¿quién ha oído hablar de Géza Csáth?

Sigue leyendo en CULTURAMAS

Final de la Champions League

Hirvió Madrid.

Sociedad occidental contemporánea

El Roto

El Roto, Desescombro
Reservoir Books

Postergación

Los tengo delante, dos peldaños más arriba, subiendo por las escaleras mecánicas del metro para salir a la Avenida de América. Un adolescente con tupé que lleva un libro en la mano, y un hombre gordo con gafas de pasta.

-El peso de esa palabra densa y oscura te está aplastando contra los cojines del sofá del salón -dice el adolescente.

-¿Pero de qué estás hablando? -contesta el hombre.

-De la postergación.

-¿Cómo?

-Postergación, posposición, procrastinación… Llámalo como quieras, papá, pero ese es tu verdadero problema y tienes que reconocerlo.

-Hostia puta, con el jodío niño de los cojines.

sofá y cojines. http://espaciohogar.com/cojines-sofa/turquoise-pillows-white-sofa-0211-de-jpg/

Aeropuerto

Llegadas. Qué buen lugar para ver llorar a las personas.

Es cierto

postura de la vaca. http://www.yinyoga.com/newsletter21_cowface.phpA veces me transformo en vaca.

Aun cuando el éxito…

“… se deba a factores absolutamente extraños, siempre satisface triunfar en una empresa. Compramos mantas, bandejas, alfombras y teteras, y nos pusimos en marcha hacia el  norte.”

kilim marroquí. http://www.mihran-alfombras.com/alfombras/p_de_coleccion.php?a=Kilim+Marroqui+%28270X400%29&ida=303&s=DE+COLECCION&f=Kilim+Marroqui&idf=28&ids=5&m=130&pagn=1

Paul Bowles, Cabezas verdes, manos azules
Traducción de Guillermo Lorenzo
Alfaguara

Climatología

Viento, nieve, lluvia, sol y nubes. Todo en tres días de caminata. Y vuelvo a casa y sol. Y al día siguiente, otra vez lluvia. Un estornudo. Y el recuerdo de aquel oasis oculto entre las montañas rojas.

¿Por qué suspiramos?

Eso es lo que me ha preguntado.

Cien calabacines…

“… lozanos: todos vienen

de la mente de un pámpano.”

calabacines. http://verafruit.es/?attachment_id=252

Chiyo, Violeta Agreste
Traducción de Fernando Rodríguez-Izquierdo y Gavala
Editorial Satori

Silencio

Silencio.

Leyendo

“Domingo.

Invierno.

Más allá de la ventana, la tarde

como una inmensa página gris

llena de tildes

zarandeadas

por el viento.”

Karmelo C. Iribarren. Haciendo planes. Editorial Renacimiento

lluvia. http://www.amambainoticias.com.br/geral/previsao-e-de-mais-chuva-para-mato-grosso-do-sul