Silencio

Silencio.

Anuncios

Comunicación

En el interior de un vagón de metro lleno de gente y bastante sucio, una mujer apoya la espalda sobre la puerta cerrada para conservar el equilibrio. Va de pie, y se tambalea con los vaivenes del tren en marcha. Al otro lado del cristal, la velocidad se refleja en lo oscuro de las paredes del túnel. Yo soy especial, le dice a su acompañante. Silencio. El hombre no se inmuta, ni la mira. Ella vuelve a la carga: me gusta ser diferente. Silencio infinito. El hombre no reacciona. Entonces la mujer se rinde y se vuelve hacia mí, y se da cuenta de que llevo un rato observándola. Yo bajo la vista y hago como que sigo leyendo, pero ya no me acuerdo de por dónde iba.

túnel del subte de Buenos Aires. http://es.wikipedia.org/wiki/Subte_de_Buenos_Aires

Vida monacal

Comer tomates de verdad, orinar en la tierra, dormir a la sombra de un tilo. Caminar junto al río, sorprender a un corzo bebiendo agua, ver telas de araña gigantes. Tomar aguardiente, masticar miel solidifacada, soñar con carne de cordero. Escuchar campanas, oler las piedras húmedas, leer silencio.

monasterio

El abrazo

Dentro de un momento se producirá un abrazo que durará seis horas. No hay ninguna garantía sobre lo que ocurrirá después, pero hay asientos libres para el que quiera quedarse a verlo. No se admiten pipas y se ruega silencio. Nos comeremos inmediatamente a toda aquella persona a la que le suene el teléfono móvil.