Los hombres me explican cosas: del ‘mansplaining’ al asesinato en nueve ensayos

Rebecca Solnit cuenta cómo en una fiesta a la que fue con una amiga hace unos años conoció a un hombre que empezó a hablarle de un libro que ella misma había escrito, sin tener en cuenta que ella era la autora, aunque lo sabía, y que quizá tenía muchas más cosas que decir sobre el tema que él, que ni siquiera se lo había leído. Después de la fiesta, la autora y su amiga se echaron unas risas y el incidente pasó a ser una anécdota que rememoraban de vez en cuando, hasta que Rebecca Solnit decidió escribir sobre el asunto con el objetivo de que otras mujeres pudieran reconocerse en la misma situación. A raíz de aquel pequeño ensayo, que tuvo un éxito brutal y que desde entonces no ha parado de compartirse por las redes, se acuñó el término “mansplaining”: cuando un hombre explica algo a una mujer de manera condescendiente, asumiendo que sabe más que ella del tema.

Las Sinsombrero: sin ellas, la historia no está completa

lyceum club femenino. http://www.pikaramagazine.com/2016/09/las-sinsombrero-sin-ellas-la-historia-no-esta-completa/

Conocemos de sobra la Generación del 27, un grupo de intelectuales y artistas que sobresalieron por la originalidad y la libertad con la que vivieron y concibieron sus obras. Brillaron durante la década de los 20 y durante la Segunda República, pero con el estallido de la Guerra Civil, la dictadura y el exilio, fueron silenciados. En este grupo había hombres: quién no conoce a Luis Buñuel, Federico García Lorca, Rafael Alberti o Pedro Salinas, entre otros. Pero también hubo mujeres valientes y rompedoras que compartieron tiempo y espacio con sus compañeros, que colaboraron con ellos, que destacaron en distintas disciplinas, y que se desvincularon del prototipo de mujer que imperaba en la época. En aquellos tiempos se esperaba que las damas respetables llevaran sombrero, pero en un gesto simbólico de emancipación y rebeldía, ellas se lo quitaron, de ahí les viene el nombre.

Sigue leyendo en PIKARA MAGAZINE

Las brujas de la noche

Las brujas de la noche. http://elasombrario.com/lyuba-vinogradova-conjura/

Las ‘brujas de la noche’ fueron un grupo de intrépidas mujeres que pilotaron aviones de bombardeo nocturno del Ejército Rojo durante la Segunda Guerra Mundial, sembrando el terror entre los soldados nazis. Ellos les dieron este apodo. Pero este libro no solo habla de ellas, sino también de las aviadoras que bombardeaban de día, de las pilotos de caza y de sus navegantes y mecánicas. Todas estas valientes conformaron los tres primeros escuadrones de combate aéreo exclusivamente femeninos de la historia. Un hecho excepcional sobre el que se conocía muy poco, hasta que Lyuba Vinogradova se ha propuesto investigarlo.

Sigue leyendo en BUENSALVAJE / EL ASOMBRARIO & CO.

Enrique Jardiel Poncela

Enrique Jardiel Poncela. http://www.abc.es/20120517/cultura-libros/abci-jardiel-poncela-aquel-cachondo-201205161824.html

“MUJER:

  • Conociendo a tres o cuatro mujeres, se conocen todas.
  • Hay dos sistemas de interesar a las mujeres: darles mucho dinero o no darles absolutamente nada.
  • La mujer es la ocupación del ocioso, el descanso del que trabaja, la inspiración del artista y la ruina del hombre de negocios.
  • El que pierde a una mujer, no sabe lo que gana.
  • Las mujeres son “libros en blanco”; siguen en blanco hasta que se enamoran de un hombre, y entonces ese hombre “las escribe”. Una vez “escritas”, las leen otros.
  • Las mujeres son discos de gramófono, y el hombre que tienen al lado, el cantante.
  • Las mujeres son niños convalencientes.
  • Las mujeres son un rifle de muy poco alcance.
  • Las mujeres son como las cerezas: al principio nos cazan la atención por su hermosa apariencia; luego se dejan paladear por nosotros, y al final nos encontramos con que son un hueso.
  • Lo único que a la mujer le interesa de la cabeza del hombre es el pelo.
  • Nadie está tan solo como el que está a todas horas con una mujer.
  • Para que las mujeres te traten bien es imprescindible tratarlas mal.
  • Son cerebros en embrión perturbados por el histerismo. Pienso, desde luego, que se las ha exaltado excesivamente.
  • Todas las mujeres son iguales, salvo las diferencias de color de piel, de presión arterial y de tamaño de clítoris.
  • Una mujer vestida de seda es como un capullo de mariposa: por fuera, seda, y por dentro, un gusano que se retuerce.
  • Una mujer que no se acomoda a nosotros tiene menos valor que un lavafrutas, aunque sea Friné rediviva; porque “la mujer ideal”, que ilumina nuestra existencia y la simplifica y la allana, es acreedora a todo, pero “la mujer real”, que nos la oscurece, y la complica, y la llena de obstáculos, únicamente merece que la tiremos por el hueco del ascensor.
  • Nadie debe hablar mal de las mujeres, excepción hecha de los que las conozcan a fondo.”

Enrique Jardiel Poncela, Diccionario satírico. Aforismos, opiniones y exabruptos
Selección y edición de Enrique Gallud Jardiel
Editorial Biblioteca Nueva

Santiago Rusiñol

Santiago Rusiñol. http://actualidad.orange.es/cultura/obra-literaria-completa-santiago-rusinol-estara-accesible-en-internet-en-2013.html

“A las mujeres les gusta enseñar las piernas y cubrirse la cabeza. A todo el mundo le gusta enseñar lo que cree que tiene mejor.”

“Si queréis hablar de una cosa importante a una mujer, hacedlo cuando no tenga un espejo delante. Distraídas en mirarse, no saben de qué les habláis.”

“La mujer es como el violín, que afina o no según quien la toca.”

Santiago Rusiñol, Máximas y malos pensamientos
Traducción de Francisco Fuster
Vaso Roto Ediciones

Oscar Wilde

Oscar Wilde. http://blogs.20minutos.es/trasdos/2011/05/25/oscar-wilde/

“Las mujeres son como los menores de edad, viven de sus expectativas.”

“Ninguna mujer es un genio. Las mujeres son un sexo decorativo. Nunca tienen nada que decir, pero lo dicen de una manera encantadora.”

“Las mujeres aprecian, sobre todo, la crueldad. Tienen unos instintos asombrosamente primarios. Las hemos emancipado, pero siguen siendo esclavas en busca de amo. Les gusta que las dominen.”

Oscar Wilde, Oscariana
Traducción de Carmen Francí
Hermida Editores

Gafas

– Pues estoy un poco preocupada…

Voy subiendo las escaleras mecánicas para salir a la superficie. Dos mujeres me adelantan por la izquierda. Una de ellas va hablando, cojo algo de lo que dice al vuelo.

– …porque de un tiempo a esta parte, todos mis amantes necesitan gafas.

Nietzsche

“Hasta aquí hemos sido muy corteses con las mujeres. Pero ¡ay!, llegará un tiempo en que para tratar con una mujer habrá primero que pegarle en la boca.”

Nietzsche, Aforismos
Selección, notas y crónicas de Luis B. Pietrafesa  Editorial Renacimiento

La fluidez e ingenio de W.I.T.C.H….

“…es evidente en su acrónimo cambiante: el título básico, original, fue Women´s International Terrorist Conspiracy from Hell (Conspiración Terrorista Internacional de Mujeres del Infierno), pero el Día de la Madre un grupo pasó a llamarse Womens´s Infuriated at Taking Care of Hoodlums (Mujeres Enfurecidas por el Cuidado de Rufianes); otro grupo que trabajaba en una importante compañía de seguros del Este pasó a llamarse Women´s Indentured to Traveler´s Corporate Hell (Mujeres Contratadas para el Infierno Corporativo del Viajero); otro grupo de agentes, trabajadoras de Bell Telephone, se manifestaban de manera subversiva como Women´s Incensed at Telephone Company Harassment (Mujeres Indignadas ante el Hostigamiento de la Compañía Telefónica). Cuando hacían hechizos por los precios abusivos en los supermercados, apareció un grupo de brujas del Medio Oeste llamadas Women´s Independent Taxpayers, Consumers and Homemakers (Mujeres Contribuyentes, Consumidoras y Amas de casa Independientes). Women´s Interested in Toppling Consumption Hollidays (Mujeres Interesadas en Destruir las Vacaciones de Consumo) fue otra denominación. El último grupo que se oyó mientras se escribía esto fue Women´s Inspired to Commit Herstory (Mujeres Inspiradas para Realizar Su Historia).”

W.I.T.C.H. (Conspiración Terrorista Internacional de las Mujeres del Infierno). Comunicados y Hechizos
Traducción de Inamaculada Pérez. La Felguera Editores

El día del entierro

“Su esposa había dicho: “Si no la dejas, me tiro por el balcón”. Él no la dejó y su esposa se tiró por el balcón.”

Así de contundente empieza “El día del entierro”, un relato de Edith Wharton (Nueva York, 1862 – Saint-Brice-sous-Forêt, 1937) publicado por la editorial Rey Lear, donde nos cuenta cómo un profesor universitario en edad madura intenta romper con su joven amante justo después del suicidio de su mujer…

Sigue leyendo en CULTURAMAS

Cuestión de bragas

– Pero si es que esto es muy fácil. Hay mujeres que tardan más en bajarse las bragas que otras, pues aquí lo mismo. ¿Te ha tocado una difícil?, pues tendrás que seguir insistiendo hasta que lo consigas.

Así que mi amiga lleva dos meses intentando negociar un contrato con un potencial cliente que no tiene interés alguno en firmar nada. Ella sabe que no hay posibilidades, pero tiene que seguir insistiendo porque su jefe insiste en que hay que seguir insistiendo.

– Al final todas terminan por quitarse las bragas – la anima.