Hamid sacó un pequeño lápiz…

“… y se puso a escribir en la pared.

– ¿Qué escribes? -le pregunté.

– Dos versos del poeta tunecino Abu Al Kasim Achabi.

– Y, ¿qué dice este poeta?

– Aquí está lo que dice:

Si algún día el pueblo decide vivir,

el destino debe someterse a ese deseo,

la noche disparse

y las cadenas romperse.

– ¡Formidable! -le dije.

– ¿Entiendes lo que dice?

– No, pero es magnífico. Siento su belleza. ¿Qué quiere decir?

– “Ama la vida.” Eso es lo que quiere decir.

– ¿Y qué es eso de “amar la vida”?”

Mohamed Chukri, El pan a secas
Traducción de Rajae Boumediane El Metni. Editorial Cabaret Voltaire