Algún día…

“… escribiré una novela en la que no habrá seres humanos, o tal vez podría contar la vida de una piedra o de un arce en uno de los capítulos de Volcano, una piedra de origen volcánico que se vería transportada a través de los siglos a diversos jardines japoneses. Lectores, personas a las que nunca he visto y con las que jamás he hablado, se me acercarían y me dirían: “La piedra, ¿es usted, verdad?”.”

Francois Weyergans, Tres días en casa de mi madre
Traducción de Ninca L. Bassols, Editorial Funambulista

basalto