El palacio madrasa…

“… si es que eso es lo que era, habría albergado también la biblioteca real, y es probable que los libros se almacenaran en armarios en la Sala de los Reyes. (En el mundo islámico medieval no era normal que los libros se situaran en estantes; se apilaban tumbados en armarios o en arcas). Se pueden interpretar los frescos del techo como mostrando eruditos y distintos géneros de literatura. Probablemente el Cardenal Cisneros destruyó la biblioteca de los Nazaríes, al igual que tantas otras bibliotecas musulmanas, pues consideraba que todos los libros árabes no eran sino manuales de infidelidad y brujería. Tras ser nombrado Arzobispo de Granada en 1499, organizó una inmensa hoguera de manuscritos árabes en la plaza principal de la ciudad.”

Robert Irwin, La Alhambra
Traducción de Leopoldo Palomo, Editorial Almed

 manuscrito árabe. http://elpoderdelaalhambra.com/espacios-expositivos/documentos-arabes-granadinos/