Trabajo

Mi amiga no salió el fin de semana pasado porque estuvo trabajando en casa. Se perdió la inauguración del bar de su hermano y la despedida de su prima, que se ha ido a vivir a Holanda.

Cuando llegó a la oficina el lunes, explicó el diseño de su proyecto.

– Tienes que darle más vueltas -zanjó su jefe en la reunión del miércoles-. Eso que propones es igual que meneársela a un muerto.

Mi amiga no va a salir tampoco este fin de semana, claro. Va a perderse el funeral de su tío abuelo y mi fiesta de cumpleaños.