Una preocupación

Ver cómo van perdiéndose las plumas a través del agujero de la manga. Y no poder hablar.