Algún día iba a tener…

“…todos los libros del mundo, estantes y estantes llenos. Viviría en una torre hecha de libros; me pasaría el día leyendo y comiendo melocotones. Y si algún caballero con armadura se atrevía a acercarse en su blanco corcel y a rogarme que le lanzara mi trenza, lo acribillaría con huesos de melocotón hasta que se marchara.”

huesos de melocotón. https://tusenergiasrenovables.wordpress.com/2014/10/15/hueso-de-melocoton/

Jacqueline Kelly, La evolución de Calpurnia Tate
Traducción de Isabel Margelí
Roca Editorial