Cuestión de bragas

– Pero si es que esto es muy fácil. Hay mujeres que tardan más en bajarse las bragas que otras, pues aquí lo mismo. ¿Te ha tocado una difícil?, pues tendrás que seguir insistiendo hasta que lo consigas.

Así que mi amiga lleva dos meses intentando negociar un contrato con un potencial cliente que no tiene interés alguno en firmar nada. Ella sabe que no hay posibilidades, pero tiene que seguir insistiendo porque su jefe insiste en que hay que seguir insistiendo.

– Al final todas terminan por quitarse las bragas – la anima.