Comunicación

En el interior de un vagón de metro lleno de gente y bastante sucio, una mujer apoya la espalda sobre la puerta cerrada para conservar el equilibrio. Va de pie, y se tambalea con los vaivenes del tren en marcha. Al otro lado del cristal, la velocidad se refleja en lo oscuro de las paredes del túnel. Yo soy especial, le dice a su acompañante. Silencio. El hombre no se inmuta, ni la mira. Ella vuelve a la carga: me gusta ser diferente. Silencio infinito. El hombre no reacciona. Entonces la mujer se rinde y se vuelve hacia mí, y se da cuenta de que llevo un rato observándola. Yo bajo la vista y hago como que sigo leyendo, pero ya no me acuerdo de por dónde iba.

túnel del subte de Buenos Aires. http://es.wikipedia.org/wiki/Subte_de_Buenos_Aires

Anuncios
Entrada anterior
Entrada siguiente
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: