Vecinos del tercero

Van subiendo las escaleras a su ritmo, despacio. De qué me sirve viajar, le dice el hombre a su mujer, si después no me acuerdo de un carajo. Ella resopla y calla.

Anuncios
Entrada anterior
Entrada siguiente
Deja un comentario

2 comentarios

  1. Marqués

     /  2 de diciembre de 2013

    Si no se acuerda de nada es que no ha viajado, sólo quería coleccionar estampitas y además se ha olvidado la cáamra de fotos. Pero eso no es lo que importa cuando viajamos, o si? Los buenos viajes para mi son los que te hacen algo diferente sin que quizas te des cuenta.

    Responder
    • Sí. Los buenos viajes te cambian un poco, es cierto, pero también los malos. Y cualquier cosa que hagamos, en realidad. El mismo hecho de vivir nos va cambiando día a día, nos demos cuenta o no… Uf!

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: