Las cataratas

“Hay una conocida tribu llamada realizadores etnográficos que se cree invisible. Sus integrantes entran en una habitación donde se acaba de celebrar una fiesta, un enfermo ha sanado o se llora a un muerto, y aunque porten extrañas máquinas en un enredo de cables, imaginan que no se les percibe; o, a lo sumo, apenas se los mira, pronto se los ignora, y después de los olvida.”

“El filme sigue a un curandero llamado José, de los yaminahuas del Perú amazónico, mientras educa e inicia a un joven discípulo, Caraca. En una escena, José lleva a Caraca a su primera visita al pueblo grande más cercano. El viaje tiene un único propósito: ir a la sala cinematográfica de la localidad, donde ha de aprender una importante lección sobre la curación. “El cine -explica José- es igual que las visiones de la gente enferma cuando se está muriendo.””

“Los aimaras del sur de los Andes creen que solo se puede hablar de lo que se ha vivido por experiencia propia. Por lo tanto, no se puede decir “Lincoln fue asesinado” sino “He oído que Lincoln fue asesinado”. Al contrario de casi todos, creen que el pasado está frente a nosotros y el futuro detrás de nosotros, pues el pasado se ha visto con claridad y el futuro es desconocido.”

Eliot Weinberger, Las cataratas
(La tribu cámara; Fotografía y antropología)
Traducción de Aurelio Major. Duomo Ediciones

Anuncios
Entrada anterior
Entrada siguiente
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: