Tres tíos

Yo sigo con la vista fija en la misma línea del libro que hace diez minutos, y con la oreja puesta. Las dos chicas que van sentadas a mi lado siguen hablando entre ellas.

– Pues si yo voy a follar con tres tíos, quiero enterarme, qué quieres que te diga.

– Eso es lo que yo le he dicho a ella, tronca, pero le importa una mierda.

– Está muy loca.

– Le hace gracia no acordarse de nada, y que se lo fueran contando después los colegas.

– ¿No se muere de vergüenza?

– ¡Qué se va a morir! Si ya está diciendo que en la próxima fiesta se va a comer el doble de lo que se ha comido en esta. Para fliparlo más, dice la muy tonta.

– Pues yo no pienso estar pendiente de ella, no te jode, que espabile de una vez, tanta pirula y tanta droga.

– Por cierto, ¿a ti te queda algo?

Y en estas, se levantan y se van para las puertas del vagón, que en ese momento se abren.

– Ni gota -dice la otra.

Y salen.

Y yo me quedo con la vista fija en la misma línea del libro, y de ahí no paso en lo que me queda de trayecto porque sigo pensando en todo lo que he estado escuchando antes.

 

Anuncios
Entrada anterior
Entrada siguiente
Deja un comentario

2 comentarios

  1. Gordito

     /  7 de enero de 2013

    Me ha encantado!!! Pensaba añadir algo más a mi comentario…., pero me quedo con el “sabor chillo” que me sigue dejando. Es esencia pura de PEQUE.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: