– ¡Escucha, ya te lo he dicho…

“…, no pienso irme a vivir a ese sitio! -gritó Del.

– Haz lo que te dé la gana. ¿Y por qué fuiste a Florida?

– No lo sé. Por un libro que leí. Supongo que puede decirse que estaba buscando una vida mejor.

– ¿Y la encontraste?

– No, no era más que un condenado libro. No he vuelto a leer en mi vida.”

Donald Ray Pollock, Knockemstiff
Traducción de Javier Calvo. Libros del Silencio

Anuncios
Entrada anterior
Entrada siguiente
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: