La esposa diminuta

“El robo trajo sus consecuencias. Las consecuencias fueron la clave del robo. Nunca se trató de dinero, ni siquiera el ladrón lo pidió. Que ocurriera en un banco fue algo completamente circunstancial.” Así da comienzo esta fábula del escritor, director y productor de radio canadiense Andrew Kaufman, que a través de la voz del narrador, se transmuta en el esposo de Stacey, una de las víctimas que protagoniza el extraño incidente…

Sigue leyendo en CULTURAMAS

Anuncios
Entrada anterior
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: